14 de septiembre de 2015

Canal de Erie

El Canal de Erie -Erie Canal en inglés, sí, canal, no channel- es mi guía en la mayoría de la ruta. Como decía, el Iroquois Trail es un camino sepultado o asfaltado, y en un primer vistazo a mi gran amigo Google Earth vi un panorama bastante desolador, grandes campos cultivados, caminos de acceso asfaltados, apenas campo transitable... Nada de esto me atraía. Por casualidad encontré información del Canal de Erie y vi que compartía mucha parte del trazado del Iroquois Trail, y no es difícil imaginar el porqué: quienes trazaron el camino o el canal siempre buscarán el más fácil, el que menos pendiente tuviera y el más directo, con el añadido de que el canal tiene que cumplir unos requisitos de pendientes muy exigentes. Los indios iroqueses no sabrían topografía como tal, pero mal ojo ni desconocimiento del terreno deberían tener porque es un trazado lógico, sencillo, directo y casi plano.

El Canal de Erie parte del lago de mismo nombre, en la actual ciudad de Búfalo, y en un recorrido oeste-este, desemboca en Albany, siendo todo su recorrido en el Estado de Nueva York. Conecta el lago -uno de los cinco grandes, frontera con Canadá- y el río Hudson, que más adelante desemboca en el Atlántico en Nueva York. A imagen y semejanza de los canales europeos, pretendía acortar los tiempos de transporte de personas y mercancías, especialmente de productos agrícolas del fértil este del país. Hacia 1807 se planificó por primera vez pero no se iniciaron las obras hasta una década después, concluyéndose en 1825, tiempo francamente ajustado para los casi 600 km de longitud, 12 metros de ancho y 1,2 de profundidad que tenía originalmente (posteriormente ampliado). Para salvar el desnivel de 172 metros se tuvieron que construir 36 compuertas. Parte del precio fue que se cobró la muerte de unos mil trabajadores fruto de la malaria.

El canal supuso acortar tiempos de transporte, la más fácil colonización del oeste y la creación de asentamientos, poblados en muchas ocasiones por trabajadores del canal que se quedaron a vivir por la zona.

Canal de Erie, mapa de 1840
Ha tenido sucesivas actualizaciones, reparaciones y en secciones se han creado tramos nuevos y ampliaciones, pero como es de suponer, y como le pasó a los Canal du Midi francés o el Canal de Castilla español cayó en desuso debido al ferrocarril, que acortó aún más tiempos y desplomó precios, exactamente las mismas razones del florecimientos de los canales de transporte.


0 comentarios:

Publicar un comentario